Panorama mundial en 2012

Los países del ámbito europeo, así como la propia Unión Europea, han seguido sufriendo durante 2012 las consecuencias de una profunda convulsión económica.

La acción ciudadana se está dirigiendo cada vez más contra los bancos, que se han convertido en entidades muy impopulares. Esto ha hecho que se intensifique el debate sobre la función de los bancos y aumente el deseo entre la población de encontrar alternativas reales. En este contexto, Triodos Bank ha construido con éxito una opción creíble para cientos de miles de personas, determinando un fuerte crecimiento de la actividad a través de su red europea de sucursales.

Todas las sucursales han seguido creciendo durante el año, en algunos casos a un ritmo muy intenso. A través de todas sus sucursales, Triodos Bank ha seguido atrayendo grandes cantidades de depósitos, lo cual supone un desafío a largo plazo para garantizar que ese dinero haya sido utilizado de forma eficaz. Al mismo tiempo, en un difícil contexto de inversión, hemos seguido ampliando la actividad inversora, así como las actividades de banca privada.

¿Cómo lo hemos conseguido?

Para hacer frente a sus perspectivas de crecimiento y aumentar así su impacto positivo en la sociedad, el medio ambiente y la cultura, Triodos Bank precisa ampliar su capital social. La campaña de emisión de 2012 ha superado el importe alcanzado en 2011, con más de 100 millones de euros captados a través de su red de sucursales. Estos fondos permitirán financiar el continuo crecimiento de la organización.

Triodos Bank ha alcanzado cifras relevantes de crecimiento en el número de clientes, con más de 200.000 clientes en Holanda y más de 100.000 clientes en España. En el Reino Unido se registró un crecimiento del 12% en el número de clientes entre 2011 y 2012 y se captaron depósitos por encima de lo previsto.

La sucursal alemana, la más reciente de Triodos Bank, se ha consolidado rápidamente como un miembro más de la comunidad sostenible del país.

La sucursal belga registró un crecimiento equilibrado, con un incremento de la cartera de préstamos de un 18%. A ello se suman las mejoras de eficiencia derivadas de la reorganización interna de la sucursal, generando un incremento del 26% del ratio de ingresos por empleado a jornada completa. En Alemania se creó una cuenta corriente para clientes particulares, de acuerdo con el objetivo de Triodos Bank de ampliar la oferta de servicios. En España, los depósitos superaron el volumen de préstamos por primera vez.

A pesar de la intensa competencia existente por la captación del ahorro en todos los mercados, el crecimiento global de los mismos se situó en el 23% en toda la red de sucursales. En Bélgica, la sucursal se centró en estrechar relaciones con los clientes de banca privada, que incrementaron un 14% los depósitos durante el ejercicio. En Holanda este aumento fue del 13%. La sucursal británica combinó un fuerte crecimiento del 24% en ahorros de particulares con unos productos muy competitivos en precio y un incremento récord del 22% de los depósitos en la división de banca corporativa.

En España se registró un crecimiento récord, que ha contribuido considerablemente a los beneficios del grupo. Este crecimiento se basa en una propuesta de banca relacional y una gran visibilidad en los medios de comunicación. La red de oficinas se amplió con la apertura de dos nuevas oficinas, en Murcia y Las Rozas, y la ampliación de la oficina de Barcelona y de los servicios centrales en Madrid.

Cartera de préstamos

La cartera de préstamos ha seguido creciendo y diversificándose en la mayoría de las sucursales. En Bélgica se concedieron más préstamos en los sectores de energía y clima, atención a personas mayores, educación y sector social. En Holanda, la cartera de préstamos se incrementó un 11%, incluida la financiación para transformar construcciones industriales en edificios sostenibles, lo que ha favorecido la reordenación de los barrios periféricos.

En el Reino Unido se concedieron préstamos por importe de 62 millones de libras, lo que refleja un fuerte crecimiento a pesar de los desafíos existentes, tales como los cambios de política oficial en materia de financiación de ciertos clientes que suministran servicios al sector público. La sucursal ha seguido su proceso de expansión del préstamo en los sectores existentes y ha abordado otros sectores nuevos, incluyendo la atención a personas mayores, el turismo sostenible y las actividades dirigidas a personas con discapacidad.

La sucursal española profundizó en el conocimiento de la actividad sostenible y sectorial, con un crecimiento neto del 22% y una baja tasa de morosidad. La cartera de préstamos también fue objeto de diversificación sectorial y geográfica gracias a la red de oficinas, que permite a Triodos Bank estar más próximo a sus clientes y anticiparse a las necesidades reales en los sectores donde opera. Se incrementó la actividad en los sectores de ámbito social para satisfacer las necesidades más urgentes del país, priorizando el número de préstamos sobre los volúmenes totales.

Aunque 2012 ha sido un año de oportunidades para algunos emprendedores sostenibles, las empresas financiadas por Triodos Bank no son inmunes a los efectos de la crisis financiera. Las provisiones por insolvencia en el sector de la biomasa han seguido siendo relativamente elevadas en 2012, particularmente en Holanda, debido a la falta de tecnologías eficientes en este sector. Casi la totalidad de las provisiones dotadas con respecto a estos préstamos fueron aplicadas en 2012.